El sueño del ascenso para Victoria se terminó en la tanda de penales

El sueño del ascenso para Victoria se terminó en la tanda de penales

El conjunto curuzucuateño quedó a las puertas de jugar por uno de los boletos al Torneo Federal A. Tras igualar en cero al cabo de los noventa minutos, cayó en la definición desde el punto del penal ante Fontana (9-8). El “taninero” se enfrentará a Gimnasia y Tiro.

En la definición desde el punto del penal, se terminó el sueño de Victoria por alcanzar el pasaje a la final por un ascenso al Federal A. Fontana fue más a lo largo de los noventa minutos, y al final se terminó haciendo justicia tras una larga serie de 12 ejecuciones. De esta manera, el elenco chaqueño cerró invicto su camino a la final, donde se cruzará el próximo fin de semana frente a Gimnasia y Tiro de Salta, para dirimir en el nuevo estadio “Madre de Ciudades” de Santiago del Estero, uno de los ascensos al próximo torneo Federal A.
Con el partido jugador ayer en el estadio del “taninero” chaqueño, cayó el telón para la Región Litoral Norte del torneo Regional Federal Amateur. Tras 90 minutos sin goles, Victoria y Fontana pasaron a la definición desde el punto del penal, y allí se terminó haciendo justicia, el triunfo fue para el que mejor hizo las cosas a lo largo del tiempo reglamentario, y que si no pudo ganarlo allí fue porque: primero, sus propias imprecisiones y, segundo, se encontró con el arquero del elenco curuzucuateño, Joaquín De los Reyes, que cuando lo llamaron a intervenir dijo presente, tapando varias pelotas que tenían destino de red.
Y De los Reyes en la definición por penales, también dio lo suyo, pero sólo no podía, en la última serie, Rubén Medina no pudo ante Adrián Arias, y Luis Gómez se encargó de darle a Fontana el boleto a la final.
Victoria salió a hacer el juego que siempre lo identificó: esperar atrás, cerrándole todos los espacios a su rival, y buscar una contra para llegar al arco rival. Pero ayer esa fórmula, que tan buenos resultados le había dado ante rivales más encumbrados que este Fontana, tal los casos de Guaraní Antonio Franco o el mismo Atlético Posadas, sin tanta historia en la región pero que conformó un equipo con nombres importantes, no le funcionó, porque no aparecieron en el nivel que mostraron en partidos anteriores, jugadores de la talla de Eduardo Bogarín o Leonardo Sosa, dos valores de muy buen manejo del balón, pero ayer no pudieron ante la muy buena marca que tuvieron de parte de los hombres de Fontana. Tampoco Rubén Medina fue ese jugador desequilibrante de mitad de cancha hacia adelante. Emanuel Ronzano no fue el patrón de la mitad de cancha, y entonces Carlos García se debatió el soledad arriba, perdiendo siempre ante la marca de Montero y López, los defensores centrales de Fontana.
Entonces, Victoria sin poder llevar adelante su juego, se quedó atrás, acorralado, sin espacios para pegar esos estiletazos que en muchas ocasiones le dio rédito con Sosa, Bogarín y Medina. Quedó demostrado que Fontana lo tenía bien estudiado a su rival, sabía a quienes debía anular y que, de esa manera, lo dejaba sin argumento.
Y así fue. Victoria no tuvo un plan “B”: se refugió atrás, aguantó y reventó el balón hacia adelante.
Fontana lo pudo haber ganado en los noventa minutos, tuvo varias situaciones claras como para marcar, pero siempre chocó con la seguridad que dio bajo los tres palos Joaquín De los Reyes, ahogando los gritos de gol de Nicolás López con un fuerte remate desde fuera del área, pero tuvo reflejo como para desviar el balón hacia un costado, o aquel que le tapó abajo a Luis Gómez, esto por citar algunas de las más claras que tuvo el conjunto local. Del otro lado no hay una para contar, decir que Adrián Arias se debió esforzar para evitar la caída de su valla, porque Victoria prácticamente no lo inquietó.
Así se fue el partido, para la “V” azulada quedaba el sabor de “victoria” al llegar a los penales, algo que estuvo ensayando en la semana. Por el lado de Fontana, se veía como injusticia el tener que llegar a la “lotería” de la definición desde el punto de penal, porque hicieron mejor las cosas, pero no lo pudieron plasmar en el resultado. La serie desde el punto del penal fue larga, tuvieron que patear 12 jugadores, a tal punto que Medina y Gómez lo hicieron dos veces. Y en la última tanda, Arias le adivinó la intención a Medina y se lo atajó, y De los Reyes no pudo ante Gómez.
Festejo de uno, Fontana, resignación del otro lado. Pero esta derrota, más allá del resultado y de que no se vio la mejor versión de Victoria, no echa por tierra todo lo que hicieron los dirigidos por Claudio Penizzotto a lo largo del certamen. Terminó un sueño, pero Victoria llevó adelante el sueño de toda una provincia, luego de la pronta eliminación de Ferroviario y de que varios equipos optaron por bajarse de la competencia. No es el fin, quizás sea este el puntapié inicial del gran proyecto que puede tener en mente Penizzotto, técnico y presidente, de su Victoria.-

Fuente: Época.-

Néstor Facundo Rolón

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: