El triple de plásticos en océanos en los próximos 20 años

El triple de plásticos en océanos en los próximos 20 años

La contaminación plástica en los océanos se triplicará para 2040

El flujo anual de plásticos hacia nuestros océanos se triplicará en los próximos 20 años, lo que podría sumar 110 libras de basura plástica por cada metro de costa en todo el mundo, según un nuevo informe.
Sin embargo, ese camino no es inevitable. Es posible reducir el volumen en un 80%, tomando medidas para reducir el crecimiento de la producción de plástico virgen, mejorar los sistemas de recolección de desechos en todo el mundo e invertir en la creación de materiales plásticos más fáciles de reciclar.
“Hay un camino en el que podemos tener una reducción sustancial”, asegura la Dra. Winnie Lau, coautora del informe y gerente sénior del programa de prevención de plásticos oceánicos en Pew Charitable Trusts. “Elegimos números que eran realistas de lograr pero no fáciles”.
Los fundamentos técnicos del informe se publicaron el miércoles en la revista Science. Sus proyecciones se basan en un modelo económico que cuantifica el flujo y la cantidad de plástico en el sistema global desarrollado por Pew, una organización sin fines de lucro, y SystemIQ, una empresa comercial fundada para desarrollar modelos y mercados para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.
El modelo estima la cantidad de contaminación plástica que llegará a los océanos para 2040 en seis escenarios que van desde “nada cambia” hasta una revisión total de los sistemas plásticos desde la producción hasta la recolección, el consumo y la eliminación/el reciclaje. Compara los costos asociados, el clima y las implicaciones laborales de cada escenario.
Actualmente, aproximadamente 11 millones de toneladas métricas de plástico llegan a los océanos cada año, causando daños incalculables a los hábitats de la vida silvestre y daños a humanos y animales. La investigación encontró que si no se toman medidas, la cantidad de basura plástica crecerá a 29 millones de toneladas métricas por año para 2040. Aunque algunos plásticos a base de hidrocarburos se descomponen en pequeñas partículas conocidas como microplásticos (que son dañinos para los humanos y los animales), no se biodegradan, lo que significa que la cantidad acumulada de plástico en el océano podría alcanzar los 600 millones de toneladas en 20 años.
Si bien algunos gobiernos e industrias se han comprometido a reducir el uso de plástico, los autores del informe estiman que incluso si se cumplen estos compromisos, el vertido de plástico se reduciría en solo 7%. El informe también señaló que la lucha contra el covid-19 podría hacer que el desafío sea aún más difícil, ya que la pandemia ha aumentado el consumo de plástico de un solo uso.
Martin Stuchtey, cofundador de SystemIQ, afirma que los sistemas plásticos están profundamente entrelazados, y que hacer mejoras en uno necesariamente implica mejorar todos los demás. Aún así, agrega, algunos sistemas básicos son fundamentales para marcar la diferencia. Por ejemplo, los autores del informe determinaron que alrededor de 4.000 millones de personas en todo el mundo no recibirán servicios de recolección organizada de residuos en 2040. Un mejor procesamiento de desechos por sí solo no es suficiente para abordar todo el problema del plástico oceánico, pero es un primer paso necesario para que los desechos puedan clasificarse y reciclarse o desviarse de manera segura.
El informe exige conectar un promedio de 500.000 personas a las redes de recolección de residuos cada día hasta 2040, a un costo total para los gobiernos de US$600.000 millones. Pero Stuchtey agrega que las proyecciones más atractivas que desarrollaron serían imposibles a menos que la producción de plástico virgen también se mantuviera esencialmente plana.
“Incluso si permitimos aumentos ambiciosos en el reciclaje y la recolección y la sustitución de materiales, todavía no podemos lograrlo a menos que congelemos la producción de plástico en los niveles de 2020”, dice. “O las refinerías tienen que cambiar sus planes, o tenemos que reconocer que no hay forma de evitar el aumento de la contaminación del océano”.-

Fuente: InfoBae (Argentina).-

Néstor Facundo Rolón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *